Fotografías de Bodas luz natural

Fotografías de Bodas sin Flash

La fotografía de bodas en un Arte que combina muchos de los talentos un buen fotógrafo profesional especializado en este tipo de eventos debe tener, entre esas habilidades se encuentra el contar en imágenes de forma realista y auténtica una serie de acontecimientos que pasan durante el dia de la boda. Desde los preparativos y detalles de los novios entre sonrisas y nervios, hasta la diversión fiestera del baile, pasando por lo emotivo de la ceremonia o banquete.

Obviamente, la naturalidad es el resultado de muchos factores, entre ellos, el trato del fotógrafo, el carácter de los novios, la fluidez del evento… y mucho más! pero hoy nos toca hablar de la luz en la fotografía de bodas, para mi, como fotógrafo profesional de bodas en Barcelona, es el factor más decisivo a la hora de lograr que las imágenes sean auténticas y muestren con total naturalidad el momento fotografiado.

Estoy seguro de que has visto cientos de fotografías que te han dejado cautivado por su ambiente, por el instante que inmortalizan, y por su luz. La luz es todo, la luz hace posible que disfrutemos de nuestro sentido rey, la vista. Sin luz no existe la fotografía, y es esta misma luz la que le da el encanto al escenario de tu boda o al salón de tu casa.

Presentada ya la Luz, debemos hablar de sus beneficios y sus inconvenientes, siempre hay dos lados de una moneda y, sin luz no hay sombra. Así que empecemos por lo bueno!

La luz natural de la que disfrutamos todos los días nos la otorga el sol, sin él no habría vida directamente ya que es la fuente de calor que hace realidad este mundo tal como es, así que la luz es vida. Es una fuente de luz muy grande que nos llueve desde la mejor ventana de luz existente, el cielo. Esta luz permite, con los cambios climáticos, dar diferentes calidad de luz ya que no ofrece el mismo tipo de luz un día soleado que uno nublado. Otro factor que condiciona mucho la iluminación es la hora del día, ya que en las horas primeras y últimas del día el sol manda una luz más cálida debido al ángulo en que inciden los rayos en la atmósfera del planeta. Pero basta de tecnicismos!

Cuando estamos delante de una escena, por ejemplo, el momento en que una novia se dispone a ponerse su vestido de boda, es posible que estemos en una suite de alguna masía con algún ventanal que nos da luz, podremos apreciar una ambiente de ·claroscuro” donde la estancia va a coger un ambiente cálido, agradable y cercano gracias a como la luz se refleja en los materiales naturales tipo madera y piedra. Eso le da personalidad al espacio y textura a los materiales para ser captado por el fotógrafo de la boda combinando con la elegancia de la novia vistiéndose. Nada más natural que eso y según mi criterio como fotógrafo de bodas en Barcelona, es como se debería trabajar en un escenario de estas características.

Otra forma de afrontar este momento es usando el flash, no digo que sea una forma incorrecta de iluminar, simplemente no es necesario si se trabajar bien con la luz natural. El gran problema del flash es que pocos fotógrafos lo saben usar bien y acaba siendo una iluminación uniforme que da luz a toda la escena matando los matices de la luz de la ventana.

y eso, nos lleva a la tercera opción: combinar ambas fuentes de iluminación para lograr conservar la luz ambiente natural al mismo tiempo que le damos ese toque de luz necesario a los novios pero de forma que ambas luces se combinan en armonía sin que sea muy evidente la luz artificial. Esta técnica avanzada no la dominan ni usan todos los fotógrafos de boda ya que es compleja y requiere de cierto tiempo para colocar el esquema de iluminación y hacer algunos ajustes, no es algo automatizado! y sabemos bien que en una boda el tiempo apremia, no siempre disponemos de las condiciones ni tiempo para lucirnos al 100% como fotógrafos de boda.

Personalmente siempre llevo equipo para trabajar con este sistema pero no siempre me es posible, así que voy adaptando mi forma de trabajar según cada escenario. Donde si uso estos sistemas muy a menudo es en los reportajes de Preboda y Postboda, ya que podemos disfrutar de la experiencia fotográfica de una forma más relajada y sin depender de ningún protocolo ni timing.

Por último, debo comentar algunas cosas negativas que como fotógrafo de bodas en Barcelona me encuentro trabajando sin flash, es bastante obvio que si una habitación no tienes luz natural es complicado hacer fotografía utilizando del sol, pero si que es posible lograrlo si la luz eléctrica de la estancia es buena, personalmente pienso que salvo ocasiones muy concretas, no es una calidad de luz muy agradable ni favorecedora, por lo que es mejor buscar otro espacio para hacer esas fotografías o bien usar bien usado un flash.

Esa es la pega de la luz natural, que si no hay, no hay! así que como conclusión digo que adoro trabajar con luz natural, pero siempre hay que tener un plan B para poder cumplir con el reportaje de una forma u otra.

Por último, os dejo con una selección fotográfica donde podréis ver como trato de trabajar en la medida de lo posible con luz natural en mis reportajes de bodas en Barcelona.


Los novios protagonistas de hoy se llaman Laura y David, una joven y amorosa pareja que vive en Barcelona. Amantes de las motos, cosa que pude comprobar bien en el reportaje de Preboda 🙂

Fue una boda muy muy divertida y os contaré porque… fue celebrada en l’Espai Can Pagés, y seguro que ya has escuchado a hablar de ellos porque no hay boda más divertida en Catalunya, os lo puedo asegurar! Así que tenemos un plan perfecto para este reportaje de bodas: Novios guapos, Restaurante divertido y delicioso, Luz natural en romántico escenario alrededor de Sabadell… el fotógrafo de bodas llamado Sam! osea yo ;P

Espero que disfrutéis viéndolas tanto como yo haciéndolas 🙂

¡Valórame!

Leave a reply